Anónimo

Me visto de chaqueta oscura y perfume,
y se hace como una capa de velo de flor
sobre la manzanilla,
que fermenta en las piscinas de una bodega
que huele a rancio
y a roble.

Alguien muere mientras festejamos
que el año se acaba,
pero nosotros parecemos importantes
vestidos de oscuro,
casi inmóviles y ajustados,
porque una talla menos
significa ser elegante.
Sonreímos como si por dentro
no nos reconcomiéramos.
Alguien muere en un día singular,
mientras empiezo a darle sorbos a mi copa
y me caigo de bruces,
y tú fumas un cigarro al otro extremo del mundo,
porque imagino que continúas fumando.

Me integro anónimamente
entre cuerpos sudados y absurdos,
y busco de forma anodina
a la mujer que he regalado
unos besos que no conozco.
Encuentro su número y responde
un hombre al teléfono.
Considero que la gente
debería conocerme,
pero el mundo está lleno de mentiras,
así que será mejor pensar que,
tal vez,
besé a un hombre,
así como aquella vez que te dije
que te hube olvidado.

anonimo

Anuncios

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: