Nieve

Oui, c’est ça, mon amour!
Podremos verlo todo,
y seremos como los ángeles que callan
el misterio de la muerte,
soldados que perpetúan
la voluntad sagrada
del ministerio que dictan las vidas
a la estamos deparados.

C’est ça, putain!
Planearemos sobre los puertos,
y cantaremos canciones en los muelles;
y alzaremos las manos
mendigando mendrugos de esperanza.
Seremos como espectadores que contemplan
las brisas que llevan consigo
las hojas secas del otoño.

Oui, putain, c’est ça!
Precipitaremos al vacío
a través de las ventanas,
y habrá una ración de hora al día
en la que podremos estar tristes.

Bailaremos los últimos tangos
que compongan los inviernos.

Tiritaremos en las esquinas,
bajo costras de escarcha en la piel
de las que nos desprenderemos
con el tacto.

C’est ça, putain!
Sentiremos como arde la nieve
que se funde
bajo nuestros labios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: