Boxeadores

Nunca he visto a un boxeador pedir perdón,
ni llorar al recibir un golpe,
no significa que no le duelan los impactos,
significa que,
de alguna manera,
están preparados para que les den,
tienen la certeza de que,
al subir a un ring
y ponerse los guantes,
golpearán
y serán golpeados;
y que saben a lo que se exponen,
del mismo modo
en el que nosotros deberíamos
pelear por nuestras vidas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: