Algo mató a Chester

Prometes la vida como quien fuma
sin importarle a quien le llegue el humo,
y tu boca huele a alcohol barato
que es un recuerdo de colonia evaporado en la memoria,
y haces líneas en el aire
sobre las que muestras equilibrio
pero en realidad caminas en una carretera
de la que no puedes caerte.
La juventud es sólo una euforia,
y aunque puedas detenerte a observar el pasado
mirando la luz de las estrellas,
algunas arrojan en ese retraso
su último destello,
y aunque creas que aún brillan en el cielo,
en realidad,
ya no lo harán nunca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: